tropiezo

Dios te sustenta

¿Te caíste? Dios te levanta Sustentar no significa solo alimentar, también quiere decir sostener, guiar, apoyar, aguantar… A veces los problemas son tan grandes que nos aplastan, o nos sentimos hundidos en la angustia, o no sabemos cómo salir de una situación que nos agobia. Entonces podemos acudir a Jesús. Él nos sustentará con su …

Dios te sustenta Leer más »

Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz. Miqueas 7.8

Me levantaré y Dios me alumbrará

Siempre hay gente mirando a los demás. No con la intención de ayudar sino para criticar y burlarse. No dejemos que nos afecten. Todos tenemos alguna debilidad, podemos tropezar de vez en cuando. Eso no significa que seamos pecadores. Es que todavía el Espíritu Santo está perfeccionándonos, santificándonos. Por eso, si tropezamos nos volvemos a …

Me levantaré y Dios me alumbrará Leer más »

Tu mejor ayudador

¿¡Quién otro amigo podemos tener mejor que Cristo!? Es mejor que ser conocido del Presidente o de algún famoso. Porque a la hora de necesitar un favor especial, de esos que hasta la persona con más poder político o influencia mediática tendría problemas para conseguir ¡Él puede obtenerlo! Es que justamente en este momento está …

Tu mejor ayudador Leer más »

Mucha paz

Si amamos la Palabra de Dios y cumplimos sus mandamientos no solo tendremos paz. Tendremos MUCHA PAZ. Nuestra vida será como las aguas de este lago: tranquilas, que reflejan el cielo. Así descansaremos con la confianza de que nuestra vida agrada a Dios y por eso él nos defenderá. No tropezaremos, no habrá caídas ni …

Mucha paz Leer más »

Corazones endurecidos

Dios te dio muchas promesas maravillosas. Necesitan tiempo para crecer y dar fruto. No dejes que se apague tu fe cuando vengan las pruebas. La fe es la raíz que nos mantiene firmes cuando sopla el viento y además permite alimentarnos del agua de vida. ¡Creele a Dios con todas tus fuerzas! Si las circunstancias …

Corazones endurecidos Leer más »

En una cueva de hielo

A veces estamos espiritualmente así: En una cueva de hielo. No vemos el cielo. Todo se siente frío y oprimido. El suelo lleno de barro es resbaloso. Puede ser que lo veamos como una aventura: Nos sentimos fuertes y creemos que podemos meternos más y más adentro de la cueva. Pero entonces empezamos a resbalar. …

En una cueva de hielo Leer más »