evangelismo

La luz apagada no sirve "Estén siempre listos, con la ropa bien ajustada y la lámpara encendida". Lucas 12.35 NBV

Enciéndete

Cuando vienen las tinieblas y parece de noche es necesario que las luces estén encendidas ¿Para qué sirve una lámpara apagada? Los cristianos somos la luz del mundo. Cuando Satanás envuelve a la gente con sus espíritus de oscuridad, con pecado, con engaños para que nieguen a Cristo, entonces tenemos que darles nuestra luz, hablarles …

Enciéndete Leer más »

Vivimos para Dios, para llevar a todo el mundo el mejor regalo

Seguimos con el estudio sobre Navidad, leyendo en Romanos 14 Cuando conocimos a Jesús como nuestro salvador, morimos al pecado y nacimos de nuevo. Ahora ya no vivimos para complacer los antojos de nuestra carne, sino para complacer al que nos salvó de la esclavitud del pecado. Ya no buscamos quedar bien con los demás, …

Vivimos para Dios, para llevar a todo el mundo el mejor regalo Leer más »

Jesús nos dio una tarea

🚶🏻‍♂️ Jesús nos dio una tarea. ✋🏽Mientras vayan prediquen todo el tiempo: en tu trabajo, en tu estudio y mientras haces un mandado. ✋🏽 ¿Qué es predicar? Contar lo que Jesús puede hacer en una vida que lo acepta a Él. Es decir lo que Dios tiene para aquellos que se acercan a Él ¿Cuándo? …

Jesús nos dio una tarea Leer más »

Tenemos mucho para dar

Hay días que no nos sentimos muy poderosos. Por más que Jesús haya prometido que recibiríamos poder al tener el Espiritu Santo (Hechos 1.8). No tenemos voluntad para buscar a Dios de madrugada… ni al mediodía. Se nos agota la paciencia. Nos sentimos impotentes ante tanto dolor y enfermedad de los que están cerca. La …

Tenemos mucho para dar Leer más »

Comparte

🆕 Comparte. ¡Jesús nos enseña este principio. Siempre que uno comparte el Señor añade más. ¿Cuánto das de lo que recibes en la iglesia? ¡La gente está esperando que compartamos aquello que nos transforma diariamente. La mejor noticia es, que al hacerlo recibirás más. Bendiciones PrSe.

No temas, Dios te respalda.

Cuando el profeta hablaba, no les gustaba lo que les decía. Por eso sufría amenazas, acusaciones de que hablaba por su cuenta, rechazo. Pero Dios lo guardaba y también a nosotros nos defenderá. Así que habla. No te acobardes. No intentes quedar bien, sino comunicar fielmente lo que el Señor quiere decir.