intercesores

DOLOR POR EL PECADO "Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos. Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado". Nehemías 1.4-6 Me senté y lloré. Ayuné y oré.

Dolor por el pecado

Serie Intercesores que Ayunan Nehemías vivía en el extranjero. Un día le trajeron noticias de su nación y al conocer el estado material y espiritual de Jerusalén, se llenó de dolor. Hoy las noticias llegan muchísimo más rápido, basta mirar la televisión o las redes sociales para ver qué pasa en el mundo. Y también …

Dolor por el pecado Leer más »

Alimentados por la Palabra. se reunieron los hijos de Israel en ayuno, y con cilicio y tierra sobre sí. (...) Y puestos de pie en su lugar, leyeron el libro de la ley de Jehová su Dios la cuarta parte del día, y la cuarta parte confesaron sus pecados y adoraron a Jehová su Dios. Nehemías 9.1,3

Alimentados por la Palabra

Serie Intercesores que Ayunan El pueblo de Israel se había alejado de Dios. Se habían mezclado con las naciones paganas y aprendido sus costumbres. Pero ese día se reunieron para volver a su Señor, al Todopoderoso que en la antigüedad había hecho milagros extraordinarios a su favor. Necesitaban la ayuda divina, por eso hicieron ayuno …

Alimentados por la Palabra Leer más »

Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza. Daniel 9:3

Buscando a Dios

Serie Intercesores que Ayunan Daniel era un hombre de oración. Tres veces al día, abría la ventana que daba hacia Jerusalén, se ponía de rodillas y oraba. Por eso Dios lo premiaba dándole revelaciones y sabiduría como ningún otro en su época. Pero cuando la situación era difícil y no bastaba con orar, también ayunaba. …

Buscando a Dios Leer más »

Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea. Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios? (Joel 2:15-17)

Vengan a orar, con llanto y ayuno

Serie Intercesores que Ayunan ¿Dónde están los hijos de Dios? Los hijos del Adversario se ven en todas partes. Mostrando sin ninguna vergüenza sus inmoralidades ¿y los hijos de Dios? No se ven, no se oyen anunciando el mensaje que lleva a la vida eterna. Cuando vemos la crisis económica, los incendios, los desastres naturales… …

Vengan a orar, con llanto y ayuno Leer más »

"Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra". 2 Crónicas 7:14

En nombre de mi pueblo, te pido perdón

¿No estás conforme con la manera en que están las cosas en nuestro país? ¿Ves que la bendición de Dios no llega? Al contrario, ¿te diste cuenta que los juicios divinos caen como golpes? Entonces haz algo. No pidas bendición, porque hay un requisito para que el Señor bendiga: arreglar las cosas con Dios. Intercede, …

En nombre de mi pueblo, te pido perdón Leer más »

En tiempos de juicio no podemos ser indiferentes

Estamos viviendo tiempos de juicio. En las noticias vemos incendios con víctimas mortales, inundaciones en varias partes del mundo y sabemos que vendrán más. Por causa de los perversos, pero lo padecerá “toda la gente”. Sabemos que el Señor nos ama y esto nos da confianza. Sabemos que sus ángeles nos cuidan, por eso tenemos …

En tiempos de juicio no podemos ser indiferentes Leer más »