Nadie me entiende… pero Dios sí

Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Salmo 139:2

Seguramente más de una vez pensaste: “Nadie me entiende”. Pero Dios te comprende. Porque él ve todo lo que te pasa y sabe incluso lo que piensas. Él sabe también lo

que necesitas para crecer espiritualmente. Por eso cuando oras te escucha y responde. Si no te da lo que pides es por su amor y sabiduría, porque quiere lo mejor para ti.

Deja un comentario