Vivimos para Dios, para llevar a todo el mundo el mejor regalo

Compartelo en tus redes
Nuestro objetivo no es dar regalos.
Vivimos para llevar a todo el mundo el “Regalo de Dios”: Jesús.

Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. Romanos 14.7

[imagen de Papá Noel en el trineo] 

[folleto en francés: "Vous me chercherez, et vous me trouveres, ci vous me chercherez de tout votre coier".. Comment Connaitre Dieu]

El folleto dice en francés:
“y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”. 
Cómo conocer a Dios

Seguimos con el estudio sobre Navidad, leyendo en Romanos 14

Cuando conocimos a Jesús como nuestro salvador, morimos al pecado y nacimos de nuevo.

Ahora ya no vivimos para complacer los antojos de nuestra carne, sino para complacer al que nos salvó de la esclavitud del pecado. Ya no buscamos quedar bien con los demás, sino quedar bien con Dios. Ya no le damos tanta importancia a los regalos pasajeros sino al “regalo de Dios”: Jesús.

Por eso, en vez de recorrer el mundo con un trineo mágico llevando juguetes, somos llamados a ir por todo el mundo y predicar el evangelio. Para que la gente conozca a Dios y así pueda pasar de muerte a vida.