Padre Celestial, soy feliz porque me cuidas

Compartelo en tus redes
Porque tú has sido mi socorro,
alegré viviré bajo la sombra de tus alas.
Salmos 63:7

No nos gusta ponernos a la sombra de otro. Queremos sobresalir, ser valorados. Pero hay veces que enfrentamos situaciones que nos sobrepasan.

Dios nos cuida como un padre amoroso. Estar bajo su sombra no significa que se lleve la gloria por nuestro esfuerzo. Ni que nos esconda. Lo que quiere decir es que nos protege. El Señor quiere que sus hijos nos luzcamos y para ello nos ayuda a llegar más lejos de lo que lograríamos solos.

Por eso vivimos alegres bajo la sombra de sus alas. Porque nos socorre y nos ayuda a crecer y llegar más alto.