No temas, Dios te respalda.

Compartelo en tus redes
Y tú, hijo de hombre, no les temas, ni tengas miedo de sus palabras, aunque te hallas entre zarzas y espinos, y moras con escorpiones; no tengas miedo de sus palabras, ni temas delante de ellos, porque son casa rebelde.
Ezequiel 2:6

HABLA SIN TEMOR

Foto: espinos en terreno arenoso junto al mar. Punta Loma, Puerto Madryn

Cuando el profeta hablaba, no les gustaba lo que les decía. Por eso sufría amenazas, acusaciones de que hablaba por su cuenta, rechazo.

Pero Dios lo guardaba y también a nosotros nos defenderá. Así que habla. No te acobardes. No intentes quedar bien, sino comunicar fielmente lo que el Señor quiere decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *