Socorro

Compartelo en tus redes
Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?  
Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra. 
Salmos 121:1-2

Foto: Jóvenes subiendo por el Sendero de las Águilas, El Chaltén.

Cuando miramos las montañas nos sentimos empequeñecidos. Pero Dios es más grande. Por eso

siempre es capaz de darnos socorro y librarnos de las situaciones más difíciles.