¿Se acabó la gente buena?

Compartelo en tus redes
CORAZONES HELADOS


Salva, oh Jehová, porque se acabaron los piadosos; porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres. Salmos 12:1

Foto: Ciudad cubierta de nieve. Ushuaia, Tierra del Fuego

Cuando miramos a nuestro alrededor, muchas veces nos desanimamos, porque parece que no queda gente buena, que todos son corruptos, o egoístas o están tan lejos de Dios que su corazón está helado.

¡Sálvanos, Señor! Que haya gente de fe en cada lugar de gobierno, que nuestros corazones ardan con tu amor, que nuestro país no te olvide…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.