Que tu corazón no te engañe

Compartelo en tus redes
In God We Trust (En Dios confiamos)

¡Cuan difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas! Mar os 10:24

Foto: Billete de un dólar.

El billete de un dólar tiene esa frase tan linda: “En Dios confiamos”. Cada vez que llega a tus manos te recuerda que no confíes en la riqueza, pues no importa si recibes o das el dinero, lo importante es que tu suerte depende del Padre Celestial. Él va a darte salud, fuerzas y sabiduría para que te vaya bien.

Pero, más allá de la frase, el billete está lleno de símbolos no cristianos: La pirámide truncada, 72 piedras (un número sagrado para los masones), el ojo de Horus, la frase “Novo Ordo Seclorum” (“Nuevo Orden de los Siglos”) y otros.

¿Adónde quiero llegar? Podemos decir que confiamos en Dios. Pero luego, si alguno nos mira con atención, encuentra detalles que muestran que ponemos nuestra fe en otras cosas. Podría ser que confiamos en nuestra astucia, en el dinero, en supersticiones, etc., etc.

No dejes que tu corazón te engañe. Que otra cosa te esté dando una falsa seguridad. Porque solamente si Dios nos guarda estamos seguros. No hay ahorros que alcancen si Dios permite la miseria, no hay vacuna que te proteja si el Señor aparta su mano. Incluso nuestra mente puede fallar. La Biblia cuenta de un rey orgulloso, al que Dios lo volvió loco para que no confiara en su propio poder. Cuando se humilló, el Señor lo restauró. Entonces dijo: “Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia.” (Daniel 4:37)