Pastor Sebastián. La casa del alfarero