Parábola del sembrador

Compartelo en tus redes
Parábola del sembrador

«Un sembrador salió a sembrar. 4 Mientras iba esparciendo la semilla, una parte cayó junto al camino, y llegaron los pájaros y se la comieron. 5 Otra parte cayó en terreno pedregoso, sin mucha tierra. Esa semilla brotó pronto porque la tierra no era profunda; 6 pero, cuando salió el sol, las plantas se marchitaron y, por no tener raíz, se secaron. 7 Otra parte de la semilla cayó entre espinos que, al crecer, la ahogaron. 8 Pero las otras semillas cayeron en buen terreno, en el que se dio una cosecha que rindió treinta, sesenta y hasta cien veces más de lo que se había sembrado.<div class=Bienaventurados los de limpio corazón

Mateo 13:1-9 (NVI)" class="wp-image-3293" srcset="https://ministeriofuegodedios.online/wp-content/uploads/2021/07/2021-07-23-Parabola-del-sembrador.jpeg 720w, https://ministeriofuegodedios.online/wp-content/uploads/2021/07/2021-07-23-Parabola-del-sembrador-300x300.jpeg 300w, https://ministeriofuegodedios.online/wp-content/uploads/2021/07/2021-07-23-Parabola-del-sembrador-150x150.jpeg 150w" sizes="(max-width: 720px) 100vw, 720px" />

Que clase de terreno somos? Siempre que la Palabra de Dios es sembrada, algo tiene que producir. Pero en ocasiones nuestro terreno no está limpio y sano para que haya frutos. Es tiempo de arrancar de raíz todo aquello que ahoga la semilla y ver abundancia de frutos en nuestras vidas! Bendecido día 😊!