Miren bien para ver de lejos los problemas "Miren bien que ninguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que ninguna raíz de amargura brote y cause estorbo, y que por ella muchos sean contaminados" Hebreos 12:15 RVA-2015 No esperemos a que nos invada la amargura. No dejemos crecer el descontento. No pongamos en peligro nuestras relaciones.

Miren bien

Compartelo en tus redes

Prestemos atención para anticiparnos a los problemas.
Mantengámonos en oración, para que Dios nos muestre si alguna amargura quiere brotar en nuestro corazón o en el de nuestra familia. Si esperamos a que eche raíz, va a costar mucho más deshacernos de ella. Va a lastimarnos y a herir a los que nos rodean.

No nos engañemos pensando que podemos solos, pidámosle a Dios que nos muestre si no estamos bien. Miremos bien, porque el corazón es engañoso y a veces no nos damos cuenta que el diablo sembró amargura, celos, rencor y los dejamos crecer sin ver el peligro. Abramos nuestro corazón para que el Espíritu Santo nos corrija, nos sane, nos vuelva a poner en el sendero que nos lleva al cumplimiento de sus promesas.

Barak – Dios háblame
Miren bien
para ver de lejos los problemas

"Miren bien que ninguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que ninguna raíz de amargura brote y cause estorbo, y que por ella muchos sean contaminados"
Hebreos 12:15 RVA-2015
No esperemos a que nos invada la amargura.
No dejemos crecer el descontento.
No pongamos en peligro nuestras relaciones.
Foto: Mirador Glaciar Perito Moreno, El Calafate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.