Mejor que el ala de un pingüino

¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia!
Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas. Salmos 36:7
Foto: Pingüino cubriendo con su ala a su compañero, mientras descansan. Caleta Valdés, Península Valdés, Puerto Madryn

¿Cómo describir a Dios? No se puede ver y sabemos que su amor “excede a todo conocimiento” (Efesios 3:19).

Por eso la Biblia usa muchas metáforas para darnos una idea. No es que Dios tenga alas, pero su cuidado es como si nos envolviera con sus plumas suaves, ocultándonos para que el enemigo no nos toque, nos da su calor y cariño.

Deja un comentario