Estoy ahogado en lágrimas de dolor; ¡manténme firme, conforme a tu promesa! Salmos 119.28

Mantenme firme

Compartelo en tus redes

Buenos días. Quizás hoy no se sienta como un buen día ¡Pero todavía no terminó! No sabemos qué planes tiene Dios. Él puede cambiar la tormenta en calma, el lamento en baile ¡y todavía está con nosotros!

Dios no nos promete una vida sin problemas. Pero nos da la seguridad de que siempre nos sostendrá.

¡El dolor no nos va a hundir! Jesús nos salvará y nos levantaremos con más fe y más comprensión de lo que sufren aquellos que viven hundidos sin el Señor, para que seamos compasivos y les testifiquemos de nuestro Amigo y Salvador: Jesús.

Que tengan un bendecido día.

Estoy ahogado en lágrimas de dolor; ¡manténme firme, conforme a tu promesa! Salmos 119.28