La tierra que da espinos y abrojos será quemada

Compartelo en tus redes
Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada. Hebreos 6:7-8
Foto: Campo arado y pastos quemados a la orilla. Cacheuta, Salta

Somos tierra en donde Dios siembra su palabra. Él riega a todos con su lluvia.

La tierra que dé frutos provechosos será bendecida. Pero la que produce espinos y abrojos, pronto será maldecida y quemada ¿Qué frutos crees que Dios desea de ti? ¿Tus palabras son dulces o como espinos?