Estoy como olivo verde

Pero yo estoy como olivo verde en la casa de Dios;
En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre. 
Salmos 52:8

Foto: Campo de olivos, San Juan

El olivo es una planta que vive en lugares áridos. Cuando otras se secan, se mantiene verde. Y su fruto, las aceitunas, sirven para elaborar aceite de calidad.

Una investigación de la Universidad Siglo XXI muestra que la gente, este año, está menos satisfecha con su vida a pesar del avance de la vacunación y la posibilidad de reunirse con familiares y amigos. Pero los que amamos a Dios podemos declarar: “Estoy como olivo verde”.

En medio de la escasez general, Dios me provee el pan de cada día. Mientras los demás viven con miedo por la pandemia, tengo paz. Aunque los otros tienen ansiedad por la economía, yo descanso en el Señor. El mundo sufre angustia porque no puede llevar la vida que quisiera, yo en cambio, estoy lleno de aceite fresco. El Espíritu Santo me da confianza, gozo y poder para vencer cualquier ataque del enemigo.

Deja un comentario