Domingo en casa

Compartelo en tus redes

¡Qué hermoso lo que Dios está haciendo con nosotros!

Este domingo vivimos una noche llena de fuego. El Señor se hizo sentir desde el comienzo. La alabanza y la danza fluyeron de manera poderosa rompiendo cadenas y haciendo descender la presencia maravillosa del Espíritu Santo.

Y la palabra ¡Wow! hizo estremecer nuestra fe cuando el Hno. Lucas contó su testimonio y nos enseñó con varios versículos lo que descubrió sobre la oración. Luego el pastor trajo una palabra de fuego, que abrió nuestra mente y sacudió nuestro espíritu.

¡Una noche para no olvidar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.