¿Dios no quiere que usemos perfumes?

Compartelo en tus redes
El que ama el placer se quedará en la pobreza; el que ama el vino y los perfumes jamás será rico. Proverbios 21:17 (NVI)
Foto: Perfumes en exposición en el Duty Free Shop del aeropuerto de Ezeiza.

A mucha gente le gusta discutir: Si se puede tomar vino o no, si es pecado arreglarnos, si está mal ser rico, etc. Jesús nos enseñó: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”. Así que yo prefiero seguir la paz.

El libro de Proverbios está lleno de consejos prácticos. Acá tienen uno: si aman el placer, el vino y los perfumes serán pobres. Un poco no hace mal, pero “amarlos”, gastar demasiado en ese tipo de cosas, no es bueno. El que es sabio sabrá darle el lugar adecuado a cada cosa.