Aunque ya estoy viejo y arrugado, no me olvido de tu palabra. Salmos 119.83 TLA

¡Cómo podría olvidarla!

Compartelo en tus redes

¡Qué lindo cuando Dios nos habla! 🤗 Sus palabras nos dan aliento, guía y gozo 💪🏼 Olvidamos las palabras sin importancia. Pero las que nos marcaron las recordamos como si estuviéramos ahí. 🙂

Lamentablemente, muchas palabras dolorosas, que nos lastimaron, o que nos avergonzaron, siguen atormentandonos después de años 😔 ¡Pero Dios puede arrancarlas y poner en su lugar palabras de vida, de aliento y paz! 👐

Los que un día conocimos a Jesús y le abrimos el corazón, encontramos en la Biblia maravillosas promesas que dieron un vuelco a nuestras vidas, que cambiaron el panorama. Palabras que se hicieron realidad y a las que recurrimos cada vez que necesitamos ayuda.😇

¡Nunca olvidaremos esas palabras benditas que nos dieron vida cuando nos sentíamos medio muertos!

Aunque ya estoy viejo y arrugado, no me olvido de tu palabra. Salmos 119.83 TLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *