La corona que le dimos [Foto: corona de espinas] "y le pusieron en la cabeza una corona tejida de espinas y una vara en la mano derecha. Luego se arrodillaron delante de él, y burlándose le decían: —¡Viva el Rey de los judíos!" Mateo 27:29 DHH

¿Sueñas con una corona?

Compartelo en tus redes

La Biblia asegura que los hijos de Dios seremos un pueblo de reyes y sacerdotes. También sabemos que en el Cielo nos espera la corona de la vida. Pero antes de recibir estas bendiciones, tendremos que vivir imitando a nuestro maestro: Jesús. Si a él lo criticaron también a nosotros nos van a criticar, si a él lo escucharon también a nosotros nos van a escuchar, si se burlaron de él también se van a burlar de nosotros, si Dios lo respaldó haciendo milagros también nosotros haremos milagros en su nombre.

Gracias a Dios, Él es misericordioso y nos hará pasar por situaciones que no seamos capaces de soportar. Cuando nos desprecien o nos ofendan recordemos el sacrificio de Jesucristo, pensemos que lo que nos toca pasar a nosotros no es nada al lado de su sufrimiento. Tal vez nos toque soportar una “corona de espinas”, o sea, burlas dolorosas, castigos injustos. Pero si perseveramos recibiremos la verdadera corona que prometió a los fieles.

La corona que le dimos [Foto: corona de espinas] "y le pusieron en la cabeza una corona tejida de espinas y una vara en la mano derecha. Luego se arrodillaron delante de él, y burlándose le decían: —¡Viva el Rey de los judíos!" Mateo 27:29 DHH
Marco Barrientos – Te doy gloria