Si armas el arbolito, que sea para Jesús

Compartelo en tus redes
¿Símbolo de Jesús o paganismo?

[foto arbolito de Navidad]

PROFECÍA
Así ha dicho Jehová el Señor: Tomaré yo del cogollo de aquel alto cedro, y lo plantaré; del principal de sus renuevos cortaré un tallo, y lo plantaré sobre el monte alto y sublime. Ezequiel 17.22

CUMPLIDA EN JESÚS
Estará la raíz de Isaí, y el que se levantará a regir los gentiles; los gentiles esperarán en él. 
Romanos 15.12


"El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace". Romanos 14.6a

El símbolo del árbol

El mundo espiritual está lleno de simbolismos. Satanás toma los símbolos empleados por Dios, los deforma y los emplea para hacer el mal. Por ejemplo, la estrella de David es un símbolo empleado por Dios, pero la estrella de cinco puntas (también conocida como pentagrama) es un símbolo de ocultismo, de satanismo.

En la época de los reyes de Israel, existía un culto pagano a Baal y Asera. Parte del ritual era plantar un árbol (símbolo de Asera). Bajo su sombra estaba el altar, allí le ofrecían sacrificios y practicaban sexo idolátrico.

Sin embargo, Dios usa el símbolo de un árbol en varias ocasiones, para referirse a reyes. En Ezequiel 17 se refiere a un rey de Israel, dice que tomará una rama y la plantará sobre un lugar de honor (un monte alto y sublime). Quiere decir que Dios tomará uno de sus descendientes (Jesús) y lo engrandecerá. Un poco más adelante dice que a su sombra habitarán las aves de toda especie, es una metáfora para indicar que gente de todas las naciones buscarán su refugio, se pondrán a su sombra, lo tendrán como líder.

En Romanos, el autor cita otra profecía, esta vez de Isaías, que habla del Mesías (o sea “el salvador”), dice que será una raíz (descendiente) de Isaí (el abuelo de David). Explica que reinará sobre los gentiles (las personas que no son judías, o sea, nosotros la iglesia de Cristo) y los gentiles esperarán en él. De esta manera, el escritor de la carta a los Romanos explica que Jesucristo es el Mesías esperado, el descendiente del rey David. Jesús viene de ese árbol y los gentiles esperan en él. Porque la Ley de Moisés era solamente para los judíos, pero cuando vino Jesús, se estableció un nuevo pacto entre Dios y la humanidad. Esta vez, no solo con una nación, sino con todos los que creen que Jesús es el salvador, el Hijo de Dios, que murió por nuestros pecados.

El árbol de Navidad

La Biblia no pide que celebremos el nacimiento de Jesús (o sea, la Navidad). Lo único que pide que recordemos es su muerte, ya sea, durante Semana Santa, o al participar de la Santa Cena.

Tampoco dice que esté mal. En el mundo occidental acostumbramos celebrar los cumpleaños, así que festejar el de nuestro mejor amigo (Jesús) es natural. Hay mucha discusión acerca de cuál es la fecha en que nació. Algunos dicen que coincide con Navidad, otros que no. Incluso hay países que celebran Navidad otro día. En Rusia, por ejemplo, se festeja el 7 de enero. Para los cristianos, en realidad, no importa mucho cuándo nació, porque todos los días debemos honrarlo, alabarlo y celebrar su victoria sobre el pecado y la muerte.

Pero el que duda en su corazón, porque dice que originalmente, en esa fecha se celebraba una fiesta pagana, entonces, no arme el arbolito, ni haga fiesta. Lo importante es que si festejas que sea para honrar a Dios y si no festejas que sea para honrar a Dios.