¿Será que a Dios le importa?

Compartelo en tus redes
Jesús calma la tempestad

Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece.<div class=Aquí estoy, Señor, ¿para qué me necesitas?

Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. Marcos 4:37-39 Foto: Barcos anclados cerca del puerto. Canal de Beagle, Ushuaia " class="wp-image-1319"/>

No te quedes preguntándote si Dios tiene cuidado de ti, clama en oración y él va a actuar.

Deja un comentario