Promesas que vivifican

Compartelo en tus redes

Mi Biblia está llena de versículos resaltados. Son promesas que Dios me dio en algún momento especial, tesoros que encontré y me sostienen en los momentos difíciles.

Cuando tengo alguna dificultad, cuando el enemigo ronda alrededor, cuando estoy cansada, angustiada, desalentada… siempre hay una promesa de Dios para esa situación. Así que voy a Dios en oración y le digo parafraseando al salmista: “Acuérdate de esta promesa que me diste, mira que yo actué confiada en que cumplirías lo que dijiste”. Y entonces su espíritu me da nuevo vigor, mi fe se fortalece, puedo descansar sabiendo que Dios es fiel, que no se ha olvidado de todas esas palabras que dejó escritas para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *