No temas, no temas, ¡no temas!

Lo que yo siempre había temido me ocurrió: Se hizo realidad lo que me horrorizaba. Job 3:25

Estuve pensando mucho en esta palabra en estos últimos días. Es una declaración reconociendo temor, horror, miedo… Y reconociendo que eso a lo que se le tiene miedo sobreviene sobre uno ¡Qué fuerte! Con razón Dios tiene

un “NO TEMAS” diario para nosotros. No temas, no tengas miedo, que nada te asuste porque Dios no deja desamparados a sus hijos. No temas. Si algo has de pensar que sea en Dios y su Palabra.

Deja un comentario