Más allá de la muerte

Compartelo en tus redes
Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;
El nos guiará aun más allá de la muerte. Salmos 48:14
Foto: Camino de ripio bordeado de árboles. Al frente un arco iris y detrás la montaña. Ruta Provincial 23, El Chaltén.

Mucha gente le teme a la muerte porque representa lo desconocido. Algunos piensan que allí se acaba todo, que no hay cielo ni infierno, premio ni castigo. Sufren porque, claro, es angustiante enfrentarse al vacío, a la aniquilación. También es sumamente doloroso despedir los restos de un ser querido cuando crees que ahí acaba todo.

Los cristianos sabemos que tenemos un alma eterna. Tenemos la confianza que hay Vida después de la vida. Jesús, que venció la muerte, nos prometió que iría a preparar lugar para nosotros (Juan 14:2), para que estemos con él. Nuestro Dios no es solo nuestro ayudador en este mundo. Él es nuestro salvador, nuestro Padre, nuestro amigo eterno, que JAMÁS nos dejará solos, él nos guiará más allá de la muerte.

Si alguien a quien amas llega al final de sus días, aunque duela despedirte, puedes tener paz al saber que Dios no soltará su mano. Él lo acompañará hasta el lugar de reposo, hasta que llegue el momento de recibir la recompensa. Tampoco a ti te dejará sola o solo. Su Espíritu Santo está contigo, él es el Consolador, quien te da fortaleza y paz.