Levántate

Compartelo en tus redes
¡Levántate, iglesia!
No más frío en el alma,
ni más llanto

Mi amado me dijo:
«Levántate, amada mía;
    ven conmigo, preciosa.
   Mira que ya no hace frío
    y ha dejado de llover

Cantares 2:10-11 PDT

Foto: Imagen borrosa de mujer sentada en la hierba, junto a un rosal, con mangas largas y pollera liviana, agarrándose la cabeza.

Dios sabe lo que has pasado. Entiende por qué te sentías sin fuerzas para tenerte en pie. Con momentos en que parecía que el frío llenaba tu corazón y no sentías al Espíritu Santo. Incluso cuando parecía que hasta el Cielo lloraba mientras llovía…

Pero ahora te dice que te levantes. Él te ama, nunca te abandonó. Ante tus ojos tu alma es preciosa. Toma su mano y camina con él. Verás que una nueva calidez inundará tu alma y tu vista empañada por el dolor verá con claridad la salida.