La gente critica y juzga, Dios te da descanso

Elías se fue al desierto huyendo de la persecusión. Desalentado le pidió a Dios que le quite la vida y se quedó dormido. Un ángel lo despertó...
“Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse.”<div class=Dios nos volverá a sorprender

1 Reyes 19.6 LE DIO UNA TORTA Dios no le recriminó su falta de fe, ni lo trató de cobarde por huir. Era momento de darle un descanso, mostrarle que seguía siendo su Dios. Foto: Bizcochuelo sobre la mesa" class="wp-image-3765"/>

Deja un comentario