EXAMÍNATE ¿Cuántas iniquidades y pecados tengo yo? Hazme entender mi transgresión y mi pecado. Job 13.23

Examínate

Compartelo en tus redes

Ningún ser humano es santo. Incluso Jesús dijo: “¿Por qué me llamas bueno, ninguno hay bueno, solo Dios?”. Pero somos hijos de un Dios santo, que exige santidad para estar con él.

Por eso necesitamos mirar bien y descubrir qué cosas lo ofenden, qué tenemos que dejar y cuánto de lo que debíamos hacer no hicimos. Así le podemos pedir perdón.

Si lo hacemos, Él nos va a limpiar y santificar. Nos va a dar fuerzas para cambiar y ser cada vez mejores. Porque Dios sabe que no podemos solos y quiere ayudarnos.

Te bendigo.