¿Estás preocupado?

Compartelo en tus redes
Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 1º Pedro 5:7
Foto: Galería abierta, desde la cual se ve el mar y la tormenta que se aproxima.
Península Valdés, Puerto Madryn

Somos rápidos para echarle la culpa a otro, ¡pero es tan difícil aprender a echar nuestras

preocupaciones a Jesús…! Me imagino que Dios dirá: Esto si que es gracioso, no quiere entregarme su preocupación pero yo YA ME ESTOY preocupando por él y haciendo planes.

Deja un comentario