Dios viene a limpiarnos

Compartelo en tus redes
¿Quién está limpio de pecado?

Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Ezequiel 36:25

Foto: Agua transparente que deja ver el fondo de piedras. Lago en Pque. Nac. Tierra del Fuego

Dios mira a su iglesia y la ve sucia ¿Es que se olvidó que la sangre de Cristo limpia de todo pecado? Lo sabe, pero no siente necesidad de estar a cuentas con el Creador. Está cómoda, disfrutando de la bendición del Padre y los placeres de este mundo. Estira sus límites morales hasta tolerar lo que antes, escondida en los brazos de Dios, le parecía inmundo, obceno.

¡Reacciona, Iglesia! No esperes a que con dolor te arranquen tus ídolos.