Dios se mueve cuando alabamos

Compartelo en tus redes
Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros. 2 Crónicas 20:22

ALABA Y DIOS DESTRUIRÁ A TUS ENEMIGOS

Tres naciones venían a atacar a los judíos, pero ellos empezaron a cantar alabanzas a Dios ¡Y el poder se desató! El Señor hizo que sus enemigos se confundieran y terminaran matándose entre ellos.

Alaba a Dios con el ritmo que quieras, pero alábalo en espíritu, que no sea solo una canción o palabras de boca para afuera. “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” (Juan 4:24).