¡CUIDADO CON LA AVARICIA! "Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos". Efesios 5:3

Cuidado con la avaricia

Compartelo en tus redes

La avaricia es la preocupación excesiva por el dinero. Nace del amor al dinero, al creer que es el medio para conseguir todo lo que se quiere. El avaro siente la necesidad de acaparar, porque tener ahorros y capitales le da paz.

Nuestra confianza debe estar depositada en Dios, no en una cuenta bancaria. La avaricia es idolatría.

Que no te domine la avaricia cuando des a Dios o compartas con tu prójimo. Dios recompensa generosamente a los generosos.

¡CUIDADO CON LA AVARICIA!
"Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos".  Efesios 5:3