Tranquilo, Dios te cuida

Compartelo en tus redes
Veía al Señor siempre delante de mí;
 Porque está a mi diestra, no seré conmovido. 
Por lo cual mi corazón se alegró, y se gozó mi lengua,
Y aun mi carne descansará en esperanza;
Hechos 2:25b y 26

Foto: Lobo marino durmiendo. Península Valdés, Puerto Madryn.

Solo Dios puede dar esa paz que desafía cualquier circunstancia ¿Cómo podríamos estar gozosos en medio de los problemas si no fuera por él? Es que al verlo por la fe abriendo camino, sabemos que se ocupará de nuestros enemigos (espíritus de enfermedad, pobreza, destrucción, engaño y cualquier otro que se presente). Y cuando oramos, lo sentimos a nuestro lado, dándonos fuerza y sabiduría para superar los obstáculos.

The Church – Paz