Si te duermes pierdes

Compartelo en tus redes
De la misma manera que el padre de familia se mantiene vigilante para que los ladrones no se introduzcan en la casa, 44 ustedes también deben estar vigilantes para que mi regreso no los sorprenda.
Mateo 24:43-44 NBV

Foto: Interior de casa vacía.

Si no vigilamos, los ladrones se pueden meter en nuestra casa y dejarla vacía. Así también pasa en lo espiritual. Nuestro enemigo, el diablo, vino a hurtar, matar y destruir. Si nos descuidamos nos roba la salud, la paz, la fe… Especialmente si tenemos “puertas abiertas”, por ejemplo si nos hacemos tirar las cartas, si no perdonamos…

Por eso los cristianos sabemos que tenemos que estar alertas para no ser saqueados por Satanás. Lo que es difícil es recordar que si no vigilamos, si nos dormimos en los laureles, si andamos distraídos con las cosas de este mundo, la venida del Señor puede sorprendernos.

Aunque Jesús no vuelva ya mismo por su pueblo, es posible que venga a tu vida a buscar tus frutos. Como el dueño de la viña de la parábola, perderá la paciencia “Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?” Lucas 13:7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *