No seas perezoso

Compartelo en tus redes
El perezoso no ara a causa del invierno; pedirá, pues, en la siega, y no hallará. Proverbios 20:4
Foto: Caballos pastando en invierno. Esquel, Chubut

Este versículo nos anima a trabajar, pero también podemos llevarlo a lo espiritual.

Queremos ver una gran cosecha de almas y Jesús dijo que “la mies es mucha y los obreros pocos”. Entonces no podemos cruzarnos de brazos, esperando que otro haga el trabajo. Sirvamos a Dios con alegría porque hay recompensa para nuestro trabajo.