Lleva la casa de Dios Donde vayas.“Lo que pido de Dios, lo que más deseo, es el privilegio de meditar en su templo, vivir en su presencia cada día de mi vida y deleitarme en su perfección y gloria.” Salmos 27:4 NBV

Lleva la casa como el caracol

Compartelo en tus redes

El Caracol lleva su casa adonde va. Ella es su refugio, su distintivo, parte de él.

El salmista había experimentado la presencia de Dios en el templo y allí encontró deleite, perfección y gloria.

En la Casa de Dios podemos hallar alegría al reunirnos con nuestros hermanos, una palabra de aliento o de guía cuando la necesitamos, incluso sanidad y milagros ¡Tanto tiene Dios para los que lo buscan!

A diferencia de la antigüedad, ahora podemos llevar la Casa de Dios con nosotros, porque somos templo del Espíritu Santo, si es que le entregamos nuestra vida al Señor. Su presencia nos consuela, nos da fortaleza en momentos difíciles y nos enseña.

Ya no tienes que andar solo por esta vida. Lleva la presencia de Dios contigo. Que sea tu protección, tu identidad, parte de ti.

Lleva la casa de Dios Donde vayas.“Lo que pido de Dios, lo que más deseo, es el privilegio de meditar en su templo, vivir en su presencia cada día de mi vida y deleitarme en su perfección y gloria.” Salmos 27:4 NBV

1 comentario en “Lleva la casa como el caracol”

  1. Amén 🙌
    Gracias susi por seguir bendiciendo nuestras vidas con cada enseñanza. que nos deja para reflexionar y meditar en su palabra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *