Hno. Lucas. Un nuevo yo