Hna. Verónica. No te puedes quedar sentado