Dios ve lo bueno, aunque esté escondido. “De los peñascos cortó ríos, y sus ojos vieron todo lo preciado.” Job 28.10

Dios ve lo bueno, aunque esté escondido

Compartelo en tus redes

Al Creador no se le esconde nada. Él conoce cada rincón del planeta, cada detalle, por más escondido que esté.

Pero también ve a la gente: sus corazones y sus acciones. Nada se le escapa.

Quizás pienses que el Señor no se da cuenta de tu esfuerzo, pero no es así. Dios lo ve y lo tiene en cuenta. Tal vez, las personas a tu alrededor no vean todo lo que haces, ni puedan apreciar las cosas buenas que tienes. Pero el Padre Celestial conoce muy bien a sus hijos. Sabe de lo que eres capaz, esos detalles preciosos que pocos conocen de ti, pero que Él observa con amor y valora.

Así como Dios ve lo bueno de la gente, aunque esté escondido, tenemos que aprender a descubrir las cosas buenas de los demás. En vez de fijarnos en sus defectos, mirar lo que podría lograr si le damos la oportunidad. Amemos como nuestro Padre nos ama, busquemos lo bueno, aunque esté escondido.

Dios ve lo bueno, aunque esté escondido. “De los peñascos cortó ríos, y sus ojos vieron todo lo preciado.” Job 28.10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *