Construye un dique para contener tus emociones

Compartelo en tus redes
FRENA, NO PUEDES ENFRENTAR A DIOS

Por cuanto te has airado contra mí, por cuanto tu arrogancia ha subido a mis oídos, yo pondré mi garfio en tu nariz, y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste.
2 Reyes 19:28

Foto: Dique Punta Negra, San Juan.

Dios es muy paciente, por eso algunos creen que es débil o que se va a dejar pasar por encima. En el relato donde aparece el texto de hoy, un rey orgulloso pensaba que era capaz de destruir los planes del Señor para su pueblo y conquistar la ciudad. Pero Dios le dijo que lo iba a agarrar de la nariz y llevarlo de vuelta adonde salió.

A veces no nos gusta cómo planea Dios las cosas. Quizás nos creemos mejores que los que puso a trabajar, o pensamos que después de lo que hicimos para él nos debe una bendición grande, tal vez nos enojamos porque su respuesta a nuestra oración no era la deseada. Y queremos hacerle frente. No seamos tontos. Mejor contener esa emoción que no nos deja pensar con claridad.

Dios es sabio y bueno. Sus planes son mejores que los nuestros. Lo que pasa es que nosotros no podemos ver todo el panorama. Confiemos en él. Al final veremos que lo que planea para nosotros, lo hace con amor, para nuestro bien, como un padre preocupado por sus hijos.